Gigante Vitol quiere volver a comprar crudo venezolano - AsiMismo

En las Noticias

Gigante Vitol quiere volver a comprar crudo venezolano

Justo cuando parecía que el régimen del presidente Nicolás Maduro parecía estar quedándose sin amigos, un viejo socio comercial podría acudir al rescate.

Vitol Group, el mayor comerciante independiente de petróleo del mundo, está negociando una compra de crudo venezolano, según documentos y correos electrónicos revisados por Bloomberg. Esta sería la primera vez que Vitol maneja petróleo del país latinoamericano después de que Estados Unidos aplicara las sanciones de enero de 2019 en un intento por derrocar a Maduro.

El acuerdo propuesto sería para una carga de 500.000 barriles aproximadamente, que Vitol podría llevar a su refinería ATPC en Amberes, según muestran los documentos. El comerciante de energía, con sede en Rótterdam, está considerando comprar el petróleo a Libre Abordo SA de CV, una compañía mexicana poco conocida que dice que está proporcionando ayuda humanitaria a Caracas a cambio de crudo. Ello permitiría a Vitol mantenerse alejado de las sanciones de Estados Unidos.

Los comerciantes pueden lograr acuerdos lucrativos al hacer negocios con países como Venezuela, asfixiada por el colapso económico y sanciones que han socavado su capacidad de vender el producto, su principal fuente de ingresos. Ante la imposibilidad de vender su petróleo y de navegar el sistema financiero mundial, Venezuela ha recurrido a acuerdos de trueque sin efectivo que le proporcionan comida y gasolina.

“Vitol opera su negocio en total cumplimiento con las leyes y regulaciones relevantes, incluidas las sanciones relacionadas con Venezuela”, dijo la compañía en un comunicado. “Vitol solo consideraría recibir un producto de origen venezolano si tuviera las garantías pertinentes de que podría hacerlo legalmente”.

Libre Abordo no respondió a llamadas telefónicas y correos electrónicos en busca de comentarios.

Acuerdo propuesto

Un operador de Vitol afincado en Londres estaba negociando la propuesta de acuerdo, según muestran los documentos. Se esperaba que la carga tuviera un precio de US$15,50 por barril por debajo del índice de referencia Dated Brent, y el pago se haría en euros o pesos mexicanos frente a facturas de bienes humanitarios, según un documento. En otro documento, Vitol dice que si todo va bien, la compañía “podría estudiar un volumen adicional en el futuro”.

Venezuela, miembro fundador de la OPEP y en el pasado el mayor productor de petróleo de América Latina, ahora produce menos petróleo que Dakota del Norte. Plagado por una corrupción generalizada, inflación de tres dígitos y una crisis de refugiados casi tan grave como la guerra de Siria, el país está teniendo dificultades para vender su petróleo después de que las sanciones cortaran el acceso a Estados Unidos, el mayor destino para su crudo.

Después de que la mayor compañía energética de China, CNPC, dejase de comprar petróleo de Caracas, Venezuela dependía en gran medida de Rusia para vender cargamentos. Pero cuando Estados Unidos impuso sanciones a Rosneft Trading SA (RTSA), la compañía rusa se retiró del mercado venezolano. Los cargamentos de crudo y entregas de gasolina a Maduro por las subsidiarias de Rosneft PJSC, RTSA y TNK Trading International SA, cayeron a cero, según los datos de envío recabados por Bloomberg. Fue entonces cuando el poco conocido Libre Abordo dio un paso al frente, comprando la mayoría de las cargas disponibles.

Constituida hace más de medio siglo, Vitol ha pasado de ser un pequeño comerciante holandés de combustibles a un jugador mundial de energía dominante con importantes oficinas comerciales en Londres, Ginebra, Houston y Singapur. Antes del choque más reciente del precio del petróleo y la caída de la demanda debido a la pandemia de coronavirus, gestionaba alrededor de 8 millones de barriles de crudo y productos derivados del petróleo diariamente, o alrededor del 8% de la demanda mundial.

Bloomberg