Pelea diplomática y en Twitter entre Maduro y Bukele, presidente de El Salvador - AsiMismo

En las Noticias

Pelea diplomática y en Twitter entre Maduro y Bukele, presidente de El Salvador

Un nuevo rifirrafe diplomático entre Nicolás Maduro y un presidente de América Latina ha sacudido la política regional, tras los recientes desencuentros con el ecuatoriano Lenín Moreno y con el chileno Sebastián Piñera. En esta ocasión la iniciativa partió desde San Salvador, donde su gobierno decidió expulsar al cuerpo diplomático bolivariano para ser "coherente con las reiteradas declaraciones del presidente Nayib Bukele, en las que no conoce la legitimidad de Maduro".

La decisión salvadoreña se hizo pública cuando en La Habana se celebraba el Encuentro Antiimperialista de Solidaridad por la Democracia y contra el Neoliberalismo, con presencia del presidente cubano, Miguel Díaz-Canel. de Raúl Castro, quien sigue al frente del Partido Comunista de Cuba, y del propio Maduro. El ex presidente salvadoreño Salvador Sánchez Cerén, aliado de todos ellos, fue el encargado de criticar la iniciativa de su sucesor y de recordar las supuestas ayudas recibidas desde Caracas durante su mandato.

La respuesta de Bukele a través de Twitter, herramienta digital que usa de forma continua para comunicar sus decisiones al país, fue aún más contundente: "Con la expulsión de representantes del régimen de Maduro, el FMLN (opositor Frente Farabundo Martín de Liberación Nacional) pierde la sucursal de su último financista".

Tal y como sucede en estos enfrentamientos diplomáticos, el gobierno del "hijo de Chávez", en "apego al principio de reciprocidad", expulsó a su vez al personal diplomático de El Salvadoren Caracas. "Bukele asume oficialmente el triste papel de peón de la política exterior de EEUU, al dar oxígeno a su estrategia de agresión contra el pueblo venezolano", afirmó Jorge Arreaza, canciller revolucionario.

Maduro profundizó sus críticas desde La Habana, a donde insistió en su tesis de que los pueblos del continente se han rebelado contra la dominación capitalista y en apoyo de su socialismo del siglo XXI. "Da vergüenza ver cómo se derrite frente al imperialismo una persona que llegó a la presidencia con alguna esperanza para el pueblo salvadoreño, pero de la historia no te salvas Bukele como traidor del pueblo", arengó el líder bolivariano entre ovaciones de sus correligionarios revolucionarios.

Un rosario de insultos, habituales en sus discursos, entre los que incluyó "pelele del Imperio", que esconde la estrategia de asustar a sus enemigos políticos para que eviten entrar a la gresca. Pero si hay un terreno que Bukele domina a la perfección y con rapidez, ese es el de las redes sociales. Las dos respuestas del presidente salvadoreño mezclaron buenas dosis de contundencia y sarcasmo, pocas veces vistas antes. "Más respeto, señor Nicolás Maduro, habla de un presidente electo democráticamente, a diferencia suya. Contrario a usted, nueve de cada diez personas aprueban mi gobierno. Y en El Salvador, sin estar sobre mares de petróleo, un rollo de papel higiénico no nos cuesta el salario de un mes".

La última encuesta de Datanálisis desvela que el 83,7% de los venezolanos califica negativamente el desempeño de Maduro y que el 93% coincide en que la situación del país es negativa.

Bukele redondeó su descarga digital con un emoticono muerto de la risa junto a la frase "no pegan una". Según el presidente centroamericano, su gobierno no ha nombrado uno solo de los funcionarios de la embajada en Caracas, "así que el régimen de Maduro acaba de expulsar a funcionarios nombrados 100% por el gobierno de Sánchez Cerén, a quienes llamaban sus amigos".

Bukele aprovecho su "moméntum" para reconocer a Juan Guaidó como presidente encargado del país petrolero, lo que fue saludado desde Caracas. "El Salvador ha dado un espaldarazo a la causa venezolana y aísla más al régimen de Maduro", se congratuló el presidente del Parlamento democrático.

Cortesía El Mundo