Delincuencia, inseguridad y desidia en LUZ - AsiMismo

En las Noticias

Delincuencia, inseguridad y desidia en LUZ

LUZ se apaga. La delincuencia se ha adueñado de todas sus instalaciones, incluidas sus aulas. No hay política de seguridad que ampare a estudiantes ni profesores; asisten a las aulas con zozobra y con temor de ser “atracados, violados e incluso asesinados”.

De cuatro accesos, tres permanecen cerrados y solo uno está dispuesto para la entrada y salida de la comunidad universitaria. El estudiantado califica como la “más peligrosa” el paso por Ziruma por la soledad y la falta de iluminación. Asimismo, aseguran que las mujeres son las más afectadas por esta grave situación.

Esta es la razón por lo que, este martes, los estudiantes decidieron alzar su voz, exigir sus derechos y rechazar las promesas hechas por quien usurpa la gobernación del Estado, quien prometió instalar puntos de seguridad en cada uno de los accesos y a la fecha no ha cumplido.

La grave problemática no solo ha mermado la asistencia a clases, sino también ha perjudicado la formación académica de la Universidad del Zulia, puesto que se han visto en la obligación de reducir las horas de clase e incluso en la eliminación del turno nocturno.

Elimar Quintero, dirigente de Justicia Universitaria 7, indicó que “la universidad que queremos es libre de inseguridad y zozobra”, muy diferente a la que actualmente tienen. “Hace aproximadamente 60 días, quien usurpa la gobernación del Estado, nos prometió instalar puntos de seguridad en cada uno de los accesos y todavía no ha cumplido. La universidad se ha encontrado reinada por la inseguridad”.

Asimismo, Luzmila Weffer, dirigente de Unidad Universitaria 6, señaló que las horas de mayor incidencia delictiva se ubican en la mañana, por la poca afluencia de personas y describió que los delincuentes usan armas de fuego o cuchillos para atacarlos, incluso dentro de los salones de clases y a plena luz del día por lo que “no les queda de otra” que encerrarse en las aulas.

Por su parte, Osmeris Olivares, estudiante de educación mención orientación, quien manifestó haber sido despojada de sus pertenencias al salir del campus universitario, explicó que “le duele” el estado actual de la institución.

“He vivido experiencias horribles, me atracaron saliendo de aquí. Ver cómo esta ahorita la universidad es terrible, uno antes entraba con tanta emoción a LUZ y ahora duele decirlo, pero al estudiar aquí vivirás mucho sufrimiento por la falta de profesores, robos, violencia, tanto así que hasta violan a personas aquí y uno tiene que morir callado porque si no te pueden hacer daño”, dijo Olivares entre lágrimas.

Por ello Quintero indicó que a través de la campaña “La Universidad que queremos”, desde Justicia Universitaria, continuarán recogiendo el sentir de los jóvenes para comprometerse con la lucha estudiantil. “Cuentan con nosotros para seguir trabajando por hacer de LUZ, el espacio de ideas, formación, cultura y amplitud que merecemos todos los jóvenes del Zulia, del occidente del país y de todos los venezolanos que sueñan con formarse en nuestra máxima casa de estudios”.

Nota de Prensa PJ Zulia